pablo rios
pablo rios
BIO

INCORREGIBLE ARTISTA BILBAÍNO

Los orígenes musicales se remontan al cabaret de Los Paulinos y We Are Standard (WAS), banda de referencia con la que compartió su primera etapa. En esta época nace su gran amistad con Jon Aguirrezabalaga, productor de El Tigre Studios (Bilbao), de donde salen todas sus producciones.

Pablo Ríos trata de forma apasionada, surrealista y casi delirante temas de nuestro día a día en los que todos nos podemos ver reflejados. Sus letras desprenden creatividad, imaginación, ironía y sobre todo humor como forma de ver el mundo. En su música apreciamos influencias del new wave, indie rock, synth pop y postpunk de los 80s, combinados con ritmos y melodías muy movidas que se enmarcan dentro de las nuevas tendencias del panorama nacional.

Pero para ahondar en este proyecto queríamos volver al principio, es por eso que preguntamos a los miembros de WAS como recuerdan los años en común “vivimos momentos de inocencia y absurdo a partes iguales que Pablo siempre sintetizaba con un ¡disfruta del Caos!". Ríos también recuerda esta época con cariño y matiza “esa frase la inventamos de camino a Madrid cuando corriendo por los pasillos del auditorio llegamos justo a recoger el Premio Ojo Crítico un minuto antes de que terminara el evento”.

Fue precisamente en este momento cuando Pablo decidió abandonar la banda para comprometerse con su propia búsqueda artística, que con los años se ha ido materializando en canciones, videoclips y episodios para YouTube. Una propuesta completamente personal, en castellano, resultado de su proceso vital (donde se ha sumergido en el teatro, el cine, el yoga, las artes marciales... con el objetivo de ahondar en la esencia y la capacidad creativa del ser humano) y que en lo subterráneo sigue manteniendo cierta conexión con WAS. “Seguimos viviendo también un buen numero de situaciones absurdas aunque con el culo un poco mas pelao” dice Willy (fundador WAS) sobre el momento actual.


pablo rios

Hace ya tres años que irrumpió en la escena con el impecable videoclip “Mónika”, single adelanto de “Pensando siempre en ti”. Una canción de elegante factura pop, bailable, 100% Pablo Ríos y que cuenta la historia de una muñeca de plástico que vive en Malasaña. La canción es más que eso, es una invitación a la acción y al movimiento: “Come On Monika!”.“Las letras de Pablo siempre han sido un puñetazo en la mesa de lo políticamente correcto. Mientras el resto del planeta se deshace en palabras bonitas hacia su amor platónico, Pablo ve a Platón en un pubis, en unas tetas o en el resto de cosas que todo el mundo piensa y nadie se atreve a describir así, con crudeza y realidad” apunta Willy.

Junto a “Mónika”, “Con lo que me gusta a mi”y “La Actualidad”, singles de adelanto (este último a dúo con la artista granadina Patricia Lázaro), el álbum recogía siete nuevos temas: algunas revisiones de grabaciones anteriores como “Pensando siempre en ti”, “Todo lo bueno” y “Cosas” y temas inéditos como "Ni puto caso", "Dime amorcita", “Entre tus tetas y tu corazón” y " Vamos a vivir al campo mi amor". Canciones que utilizan como excusa la belleza femenina para desnudar al ser humano y sus relaciones de forma cruda y poética. Apunta el componente de WAS “he encontrado a un Pablo alejado de su zona de confort que respira de otra manera pero conserva ese estilo puro Paulino”.

“Faro bilbaíno de la modernidad”, “gurú de las esencias”… se acaban ya los adjetivos ante las nuevas propuestas que siguen al álbum en forma singles: “Cuando ponen Wimbledon”, “Tus Artistas Porno Favoritos”, “Ahora quiero ser tu perro”, “Mecagüen el Puto Reggaeton”, hits rompepistas tan transgresores y provocadores como elegantes y exquisitos, algo que se ha convertido ya en marca de la casa.


pablo rios

La irreverencia de la propuesta se plasma también en sus series de episodios para YouTube: “Con lo que me gusta a mí”, en la que el incorregible artista bilbaíno nos descubre sus rincones favoritos de la capital madrileña en la que ahora está afincado, “Diario de un incorregible”, confesiones tras la barra de un bar o “Toñi in Love”, donde nos abre la puerta de su casa y de su corazón ocupado desde hace tiempo por su musa Toñi Cantó (la maniquí verde-galaxia).

En definitiva Pablo Ríos es como resume Willy “coherente, que no es poco. Es como si miembros de La Movida se hubiesen despertado con una resaca brutal y se hubiesen dado cuenta de que el presente es aún más lamentable de lo que esperábamos en un pasado; escuchando a Pablo veo a un Sabina sin ataduras de radio fórmula, un Jaime Urrutia que se despierta de mal rollo y se pone a hacer canciones a un coño en vez de a las flores; veo a un Nick Cave desayunando chocolate con churros y un par de porras; a unos Rodríguez haciendo canciones con menos perfume de adolescente… unos Ronaldos y Pabellón Psiquiátrico cediendo el testigo a los actuales Novedades Carminha o Joe Crepusculo”.